martes, 3 de septiembre de 2019





Pablo Muñoz Aguilera


En el presente ensayo se trata de ver como es posible volver a unir arte y técnica, tal y como se dio en su nacimiento en la antigua Grecia, perfectamente expresado en el término "techné". Artes como la arquitectura han cumplido esta función en el pasado y tienen su continuidad en el presente, pero la tecnología y en concreto los "tecnólogos del arte" están en disposición de llevarnos a una disolución estética inmersa en los diferentes medios tecnológicos mediante los media-art, la virtualización, la cibernética, etc... Esto requiere un análisis profundo de la estética de la verdad, ya que se plantea un futuro en el que no será sencillo distinguir entre realidad y ficción o mundo real y virtual



Tecnología


No hay comentarios:

Publicar un comentario